lunes, 2 de enero de 2012

AÑONUEVOVIDANUEVA

 Empezar un nuevo año, como si fuera cualquier cosa, es una enorme torpeza; un año de vida es un regalo
 demasiado grande para echarlo a perder¿Alguna vez has sentido en lo más hondo de tu ser
 ese deseo profundo y enorme de mejorar o de cambiar? Si es así, no dejes que el deseo se escape,
 porque no todos los días lo sentirás. Si hoy sientes esa llamada a querer ser otro,
 a ser distinto, atrápala con fuerza y hazla realidad.  El inicio de un nuevo año es el momento para reunir
  las fuerzas y toda la ilusión para comenzar el mejor año de la vida, porque el que se proponga
   convertir éste en su mejor año, lo puede lograr.